Los pros y contras de las cookies

Los sitios web tienen sus propias estrategias para recolectar información sobre las visitas que reciben diariamente, estos instrumentos les facilitan la tarea de saber el nivel de popularidad y preferencia su página web están alcanzando. Esto no solo es aplicable a los sitios web que brindan información en sí, pero quienes resaltan en esta estrategia de  espionaje acerca de las preferencias y gustos de los usuarios son las tiendas online. Las compras online se han convertido en un boom irremediable que lo único que puede hacer eSeguridads seguir marchando hacia adelante en el marcado del comercio, para ello es esencial que conozca cuáles son los productos más comprados y preferidos por el público, la frecuencia con que los adquiere, cuántas veces por semana/mes visita el usuario la página, y así sucesivamente. Además, otra de las funciones principales de estas herramientas es guardar información referente a los datos de la computadora; así como del usuario. Estos pequeños pero grandes colaboradores son actualmente conocidos, en el mundo tecnológico, como “cookies”. Ahora, la inquietud cómo opera en nuestro ordenador y si presencia es beneficiosa o netamente dañina para la adecuada ejecución y funcionamiento de los programas informáticos de la computadora. Si escuchamos o encontramos por azar la palabra “cookies”, lo primero que se viene a nuestra mente es su traducción al español “galletas” en materia  de pastelería. Sin embargo, este no es el caso. Como mencionamos anteriormente, estas mini-herramientas operan en los sitios web como espías. La conveniencia o no de conservarlas en nuestra computadora, es más que una decisión personal, pero un asu2nto de suma relevancia cuando se refiere a la exposición de nuestros datos personales.

Estos dispositivos aparecen  en situaciones como: iniciar sesión en una página web o simplemente al tipear en la barra de búsqueda un tema determinado, estos datos son grabados y recordados para la próxima ocasión que  ingresemos o escribamos lo mismo,  tanto en el sitio web como en Google. No obstante, la información recogida es escasa; es decir, que estos ficheros tienen una capacidad limitada y solo almacenan datos mínimos. Consecuentemente, son incapaces de revelar información  personal y privada del usuario. Esta noticia para los cibernautas resulta un verdadero alivio, ya que pueden navegar con seguridad y sin temor a que su privacidad sea violentada. A pesar, de esta curiosidad, hagamos memoria y recordemos que en este universo virtual, los hackers asientan sus dominios cada vez más y no son ajenos a ese tema, aparte de la gente mal intencionada. Los hackers, a través de nuestra dirección  IP, podrían ingresar a nuestros ordenadores e infectarlo con virus, es necesario saber que desgraciadamente las cookies muestran sin protección nuestra conexión a Internet y dirección IP. La consecuencia sería perjudicial para nuestro equipo. Otra de las amenazas de las cookies es provocada directamente por algunas páginas web que no requieren a sus usuarios usar exclusivamente canales encriptados por los cuales la información viajaría segura, pero como no es el caso, la información personal fluye por canales inseguros por donde los ciberdelincuentRobo de informaciónes la manejarán a su antojo para fines indeseados. Es de suma importancia elegir la protección antifraude y robo para prevenir el uso indebido de tu información personal. Afortunadamente, hay medidas que podemos tomar con el fin de prevenir situaciones peligrosas como las anteriores mencionadas.

Una posible alternativa sería configurar a nuestro gusto la forma en cómo el ordenador maneja las cookies o ingresar a Herramientas/Opciones en el internet y eliminar el historial, las cookies y los archivos temporales.

Personaliza los ajustes de cookies de tu navegador para sentirte plenamente cómodo con la seguridad de las cookies y no olvides usar el limpiador de cookies.

Asegúrate que tu computadora esté actualizada. Una manera rápida y práctica de hacer esto es configurar tu computadora para actualizarse automáticamente. De este modo, eliminarás la vulnerabilidad propia de seguridad de los programas anticuados o desactualizados. Muchos de los exploits usados por las cookies justamente se aprovechan de los navegadores anticuados para hacer de las suyas y provocar fallos en el sistema.

Instala y mantén actualizado el programa de  detección de spyware con la finalidad de identificar los sitios potencialmente peligroso y para bloquearlas, así quedan impedidas de ingresar a tu sistema definitivamente.

Recomendaciones adicionales:

Verifica a qué página web y con qué intención vas a facilitar tu información personal.

Eliminar los archivos temporales, historia y las cookies después de cada sesión de internet terminada.

No registrarse en páginas web poco fiables ni hacerlo de manera continua porque no se sabe de qué manera y para qué nuestros datos personales puedan ser usados.

Configura apropiadamente el navegador que uses cuando navegas para guardar o no las cookies.

No permitas que tu privacidad sea usada para fines perjudiciales, sé juicioso antes de ingresar a una  página web y proporcionar tu información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *